El fin de semana se desarrolló el “33° Enero Socialista” Campamento de las Juventudes socialistas que  se realiza todos los años y es punto de encuentro y debate de las juventudes del Partido Socialista de todo el país. En esta oportunidad y por la situación sanitaria, se realizó en forma virtual.

Este encuentro federal, con presencia de jóvenes de todas las regiones del País, el viernes tuvo la apertura  con un panel sobre “Política, economía y trabajo” donde participaron además de los especialistas Martín Rapetti y Roxana Maurizio, el Diputado Nacional, Enrique Estévez, que acerca de los desafíos que plantea la pos pandemia para una Argentina menos desigual expresó:  “ Próximos a cumplir 40 años de democracia, que siempre debemos valorar y reconocer, urge asumir las cuestiones en las que no hemos podido mejorar e incluso hemos empeorado como Sociedad. Surge allí la cuestión institucional, la falta de ámbitos de diálogo que nos alejen del ‘ruido’ de la confrontación y nos encuentren en como damos respuesta a la sumatoria de crisis económicas y en particular social que vivimos. Esas crisis, marcadas por la dramática realidad que 1 de cada 2 chicos y chicas menores  de 14 años vivan en situación de pobreza, nos obligan a asumir tres problemas que señalan nuestro tiempo, el estancamiento económico, el empobrecimiento estructural y el oscurantismo institucional y cultural creciente. Enfrentarlos, resulta fundamental para poder avanzar en la Igualdad que guía al accionar y sentir socialista.   

 Hoy hay sobre la realidad dos propuestas, que han demostrado su incapacidad de sacar a la Argentina de la situación actual, y que no se circunscriben a un Partido politico cada una, una signada por una administración de las crisis, que aunque tenga intenciones de justicia social, resulta incapaz de cambiar la tendencia que vivimos; y otra que conducen los sectores reaccionarios del mercado, dispuesto a someter a la Argentina a las reglas del capitalismo internacional sin ninguna mirada propia, sin ninguna búsqueda del bienestar de nuestro pueblo.

Ante esto, el Socialismo tiene la obligación de generar una propuesta superadora que enfrente los problemas ya marcados, con una mirada de progreso, de la posibilidad de que cada argentino y argentina se realice personal y socialmente. Y para pensar esa propuesta superadora, necesitamos pensar una relación posible de crecimiento de capital y trabajo, tener presente la urgencia climática, que no puede seguir  siendo olvidada y relativizada; y  además el cambio tecnológico.

Con quiénes hacerlo, es una pregunta que debemos repensar colectivamente, y para la cual debemos buscar todas las fuerzas posibles para poder concretarlo, ante la emergencia de la situación que vivimos. Allí debe estar el Socialismo, con su más de 125 años de historia, su visión de sociedad, con su búsqueda incansable de la igualdad y la libertad, y su experiencia en políticas públicas, desarrolladas a lo largo y ancho del país y con su organización política, con sus jóvenes; con estas juventudes por delante”

El día sábado por su parte hubieron dos talleres fundamentales uno sobre temas vinculados a la militancia universitaria y otro destinado a debatir y profundizar el rol de las juventudes en el desarrollo territorial.

Durante la mañana del domingo se celebró el Plenario de las Juventudes Socialistas que dio lugar a 20 mociones que se aprobaron como ejes de trabajo para este año. Entre ellas se destacan la necesidad de articular con organizaciones ambientalistas estrategias para llegar a las leyes ambientales de cuidado y protección, impulsar un formato de ESI para todas las instituciones educativas, elaborar propuestas para la inserción de las juventudes en el mercado laboral y alquiler joven. También la necesidad de proponer un modelo de desarrollo con perspectiva sustentable. También se aprobaron iniciativas que promueven la formación política, la creación de bibliotecas, afianzar el vínculo con organizaciones de otros países de la región y por último la necesidad de elaborar una plataforma política partidaria clara y progresista que enmarque las políticas de alianza.

Para finalizar, el domingo en el panel de cierre, estuvo presente la presidenta del partido a nivel nacional, Mónica Fein, que reflexionó junto a los y las jóvenes sobre estos años críticos, sobre el ejemplo que nos legaran Guillermo (Estévez Boero) Hermes (Binner) y Miguel (Lifschitz) y sobre el rol fundamental que siempre ha tenido la juventud en el socialismo, y refirió “Ante todo, quiero saludar este encuentro, que se ha podido sobreponer, incluso a una pandemia, y sostenerse durante más de tres décadas, que demuestra la vitalidad de la idea del Socialismo en la Argentina, y la vocación de organización y construcción de sus juventudes.

Nuestro querido Partido Socialista, no ha vivido un año más, ha sido un año difícil, particular. Sin embargo, hemos logrado democráticamente resolver nuestras autoridades, como también lo ha hecho la juventud. Y todas y todos, desde la posición que cada uno y una hayamos tenido, seguimos trabajado por el Partido Socialista. Por la idea del Partido Socialista en Argentina. Hemos logrado avanzar en algunas cuestiones, por ejemplo, y quiero remarcarlo, somos el primer partido político nacional en aprobar y tener un protocolo contra las violencias de géneros,  en un gran trabajo colectivo de compañeras de todo el país, apoyado y aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional. Hemos logrado mantener lazos con otros partidos y gobiernos del mundo. Cito en particular, lo importante que ha sido,  renovar nuestra relación con el PSOE, con el presidente de gobierno Pedro Sánchez Castejón.

Y sin dudas, este ha sido un año donde hemos tenido pérdidas irrecuperables para nosotros, que quedaran en nosotros. La ausencia de nuestro compañero, amigo y referente, Miguel Lifschitz. Se suma a la ausencia del querido Hermes Binner, y grandes compañeros y compañeras que han puesto su vida en la lucha por nuestras ideas, dejándonos  su legado, su  impronta, osadía y visión de siempre ir por el futuro, debemos seguir construyendo.

El mundo, hoy discute cuestiones fundamentales que hacen a la humanidad, y parecen reforzarse  posiciones en las antípodas de quienes creemos en la igualdad. Se llega hoy, a discutir el avance científico de lo que implica una vacunación, como quienes también discuten el innegable cambio climático y sus consecuencias. Ante esa situación, no tenemos que desanimarnos, no tenemos que olvidar que el desafío nuestro es construir igualdad, y para ello, lo debemos hacer también mirando, cómo a nivel global, se dan ejemplos de avances en este sentido, como el que representa el reciente electo gobierno de Chile, de Gabriel Boric, y el de Xiomara Castro en Honduras, ambos muestran que las luchas pueden convertirse en propuestas y cambiar realidades;  como el que representan también los  Gobiernos en España y Portugal. Gobiernos que expresan que la construcción de la igualdad es posible y que la democracia es el camino para que los pueblos avancen.

Tenemos el desafío de ofrecer a la Argentina, una propuesta en ese sentido, como ya se desarrolló aquí, como ustedes están pensando. Tenemos que hacerlo pensando en nuestros valores, en lo que ya hemos hecho y revitalizando al Partido Socialista. El PS debe construir una propuesta política para la igualdad y la libertad en la Argentina, que claramente no es ‘la libertad’ de los autodenominados libertarios, que sólo buscan que se incrementen algunos beneficios y se cercenen derechos. Nosotros vamos por una libertad con derechos y más igualdad.

Para finalizar, no quiero deja de resaltar que este Enero Socialista, lo cerramos tres compañeras mujeres. Gisel, como Secretaria General de las JS, Mane, siendo la Secretaria General del MNR, y a mí que me toca el honor de ser la primer presidenta de la historia del Partido Socialista de Argentina, lo cual demuestra que ese futuro inclusivo, ecológico y feminista que nos marco Miguel, es posible, y hacia ese futuro estamos yendo”

A su turno la secretaria general del Movimiento Nacional Reformista, Marianela Pfund, expresó: “Tuvimos un enero cargado de encuentros donde circuló la palabra, el debate. Cargado de análisis con una mirada crítica que nos invita a pensar las agendas de trabajo para el 2022, generando una síntesis colectiva con nuevos desafíos que nos marcan el norte para construir una realidad menos desigual, donde las personas seamos felices, porque eso también es revolucionario”.

El cierre del panel estuvo a cargo de Gisel Mahmud, secretaria general de la juventud socialista que señaló  “Necesitamos un socialismo más fuerte, necesitamos una juventud más fuerte, que nuestra voz esté presente en el debate nacional de los grandes temas, construir una propuesta alternativa que apele a la empatía, a la solidaridad, a la participación, a más democracia, a la unidad,  para salir de los grandes problemas que vive el país desde hace décadas y no tienen respuesta. Los jóvenes tenemos la responsabilidad de disputar el sentido de la libertad, de los derechos, del estado, de lo colectivo, porque no es con menos estado, es con más derechos y con otros” e invitó a tomar este año como un año de siembra, de sumatoria y de acuerdos.