La municipalidad de Rosario llevó a cabo recientemente “La semana de la agroecología en las ciudades”. Un espacio que se posiciona como referencia en el país.

En el año 2002 la ciudad de Rosario puso en marcha su programa de Agricultura Urbana con la premisa fundamental de dar una respuesta a la crisis que enfrentaba el país. Trabajo como medio de inclusión sociolaboral y acceso a alimentos saludables fueron los disparadores de la Agricultura Urbana que en la actualidad posiciona a Rosario como una referencia en el país.

El trabajo centrado en el consumo familiar y comunitario, y la construcción de mercados alternativos contribuyó en los inicios a la integración social, la superación de la pobreza y al mejoramiento del hábitat y del ambiente urbano.

Ahora son 32 hectáreas de tierras públicas dedicadas a la producción de la agricultura urbana que están distribuidas en los cinco parques Huerta en los que trabajan entre 15 y 20 familias en cada uno; y se suman también los corredores verdes y unas 2.000 huertas familiares.

Originariamente, la perspectiva priorizada fue la de la seguridad alimentaria. Aunque hoy se mantiene esta dimensión, buena parte de los huerteros comercializan su producción en los propios barrios a través de la venta directa, el armado de bolsones y las ferias de economía social.

Cada Parques Huerta, tiene un técnico de referencia, que da capacitación práctica en agricultura urbana, realiza seguimiento técnico-productivo, mantenimiento de las instalaciones, entre otros.

Los Parques Huerta municipales son ‘La Tablada’ (Belgrano entre Gutiérrez y Lamadrid), ‘Hogar Español’ (Uriburu y Avellaneda, ‘Bosque de los Constituyentes’ (Sorrento y Cullen), ‘La Rosarina Linda’ (San Martín 7200) y ‘Molino Blanco’ (Ayacucho y Calle 529)