La provincia de Santa Fe donó elementos deportivos adquiridos con fondos provenientes de la subasta de bienes decomisados a delincuentes. En la oportunidad fueron beneficiados una agrupación de padres adoptivos de Rosario, que recibió un proyector para realizar charlas de espera activa; y el Club Atlético Defensores de Andino (CADA), al que le fueron entregados kits deportivos para la práctica de fútbol y vóley entre sus asociados.

En este marco, el gobierno del Frente Progresista ya concretó dos subastas públicas importantes, una en 2018 y otra en el mes marzo, de vehículos que habían sido incautados a delincuentes. Los fondos obtenidos son invertidos en políticas sociales.

Dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, la Agencia de Bienes Decomisados (Aprad) se encarga de custodiar, administrar y, si es procedente, rematar objetos de valor que son secuestrados por la justicia a bandas criminales, en el marco de investigaciones penales.

En Santa Fe, la Ley de “Extinción de dominio” lleva el número 13.579 y fue reglamentada por el Poder Ejecutivo en marzo de 2018, cuando se creó la Aprad.

Este cambio en el sistema tiene como objetivo central afectar el poder económico de las bandas delictivas y darle a los bienes adquiridos ilícitamente un destino público, es decir que servirán a los fines sociales en hospitales o escuelas, por ejemplo.

Así, alcanza con que un juez impute a una persona para que la Aprad pueda disponer de los bienes que se consideren fruto de un hecho ilícito. Durante los primeros seis meses sólo tienen la posibilidad de administrarlos, luego los pueden disponer a través de subastas.

A nivel nacional, en cambio, el gobierno de Mauricio Macri dispuso por decreto la extinción de dominio para recuperar bienes de la corrupción y el narcotráfico, evitando así su debate en el Congreso de la Nación.