Frente Amplio Progresista en Mendoza.

El presidente del Partido Socialista, Hermes Binner, cerró el quinto encuentro regional del Frente Amplio Progresista (FAP) desarrollado hoy en Mendoza, señalando que “nos hemos acostumbrado a que los fondos de los jubilados no son para ellos, sino para finaciar otras cosas. El dinero que le corresponde a la provincias también se puede usar para otros fines. Cuando no se entiende es porque nos están engañando. Estamos en manos de gente inescrupulosa. Cuando se produce el enriquecimiento dudoso de alguno no es porque le sacaron el dinero a los Rokefeller argentinos, se lo robaron a los pobres, a los humildes, a los jubilados. Se le anuncian 200 pesos a pagar en septiembre a los jubilados, por qué no pagan el 82% si se puede pagar, y en Santa Fe lo demostramos!!!”.

Bajo la consigna “Seguimos en Movimiento, Argentina somos tod@s”, el encuentro se desarrolló en el auditorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Cuyo, ante más de 500 personas, y con las presencias de Margarita Stolbizer (GEN), Luis Juez (Frente Cívico), Humberto Tumini (Libres del Sur) y Marta Maffei (Unidad Popular).

Binner destacó que en estos encuentros “hemos escuchados a los sectores del trabajo y la producción. En todas partes, en cada lugar al que fuimos, a escuchar lo que están haciendo y nosotros a decir lo que queremos para este país. Estos elementos nos dan el diagnóstico de lo que necesita el país. Argentina necesita una mirada diferente, lo que se hizo hasta ahora es inviable, por eso si nos toca llegar al gobierno en Buenos Aires, no vamos a abandonar nuestros orígenes y vamos seguir trabajando para que nuestro interior se desarrolle, que no terminemos todos los argentinos viviendo en el conurbano todos amontonados”.

“No debemos bajar los brazos en la lucha para que disminuya la pobreza -dijo Binner-, esto no se logra de un día para el otro pero se puede hcaer. Para eso neceistamos gente honesta y seria que esté dispuesta a aprender. Y nosotros nos preparamos hablando con la gente, preguntando que necesitan, participando, solidarizándonos con las instituciones”.

El ex candidato presidencial reiteró que “vale la pena luchar por una Argentina mejor, y esa Argentina en celeste y blanco la vamos a construir desde el FAP. Vamos a necesitar muchísima gente preparada, ilustrada, pero fundamentalmente con sensibilidad social. Tenemos la obligación de pensar desde el FAP en lo que hace a la igualdad, queremos que todos tengamos vivienda, todos tengamos educación y salud de calidad. Esos hechos hacen la transforamción del habitante en ciudadadno. Tenemos que tener la sensiblidad para estar allí y dar respuesta a lo que la gente necesita. Tenemos que estar preparados para gobernar el país. No tengan dudas que el FAP va a ser gobierno en la Argentina”.

Luego, reiteró que “esta es una etapa de consolidación del FAP, tenemos que cuidar esta herramienta que es la que nos permite estar vinculados con la gente. Y de aquí al último sábado de noviembre vamos a seguir trabajando para presentar el plan estratégico para la Argentina para los próximos 20 años, donde vamos a mostrar que se puede hacer un país donde se crea en los valores que dieron lo que es hoy la Argentina”.

Anteriormente, Stolbizer señaló que “hay quienes eligen el delito por no poder ganarse la vida de otra manera, y corresponde que nos preguntemos: ¿cómo puede seguir existiendo una persona que por hambre o inhabilidades tiene que robar para sostener a su familia?, eso es una inmoralidad de nuestro tiempo. Otros en cambio eligen el delito como modo de vida porque es más fácil vivir del delito en una Argentina que ha consagrado la impunidad, que es un problema no resuelto. La solución no son más cárceles con más presos sino más educación con más escuelas, para disminuir la violencia y el delito”.

La diputada nacional se refirió a la salida de presos para participar de actos organizados por el oficialismo nacional: “hemos visto un bastardeo inmoral del principio constitucional de la resocialización de los detenidos, algo que es injustificable e inadmisible. Y el problema más grave no es la salida de los detenidos para participar de un acto político que se encubre como un acto cultural. El problema es la discrecionalidad del jefe del Servicio Penitenciario cuando otorga beneficios a los presos, y lo más peligroso es que por detrás de esto se está armando una estructura de choque del kirchnerismo, se busca a los violentos en las cárceles, como se los busca en las barras bravas, y la Presidenta en el abuso cotidiano de la cadena nacional reivindicó publicamente la violencia de los barras y los detenidos, y eso no es una política de seguridad ni de resocialización”.

Por su parte, el senador Juez destacó que “como fuerza política debemos meternos en las necesidades de los sectores populares, en una realidad donde una de cada cuatro argentinos es pobre. Para este gobierno la pobreza es una garantía absoluta, por eso no nos dan pelota cuando planteamos la asignación universal por hijo con carácter de ley, para que no la utilicen como una zanahoria, para que la gente piense ‘si este gobierno se va nos quedamos sin nada’. Nos corren por izquierda y nos chorean por derecha. La gente no vota si no tiene alternativas, y es posible construir más allá de lo cerradas que puedan ser algunas provincias, y nosotros acá estamos discutiendo mucho más que una plataforma de gobierno, estamos discutiendo la construcción de la Argentina que queremos para los próximos veinte años”

El titular de Libres del Sur, Humberto Tumini, manifestó que “estamos construyendo una esperanza. El FAP es una fuerza opositora al kirchnerismo para reemplazarlo en el gobierno nacional. El 54% de adhesión de la Presidenta ya no es tal, hay una crítica que recorre ahora en la sociedad que se hace cada vez más profunda, entre otras cosas porque se comprueba que han faltado a la verdad, y lo que era tan bueno, al final no era tal. Tenemos la responsabilidad de construir una nueva mayoría política, que no le de espacio a la derecha que está siempre agazapado. Tenemos que ser una fuerza progresista capaza de gobernar el país para que las cosas cambien”.

La ex diputada nacional Marta Maffei, en representación de Unidad Popular destacó que “si la democracia se limita a que cada dos años la gente vote, sin instancias de verdadera participación, de decisión y control por parte de la comunidad sobre las estructuras políticas, estamos ante un gobierno de facto empresario, donde se hacen combativos discursos, pero en la práctica son los grupos económicos los que siguen manejando los intereses de la Nación. Nosotros debemos crecer fuertemente hacia los sectores populares, porque es necesario comprometer a los sectores populares para poder gobernar, y para eso nuestras banderas deben ser en contra del hambre, de la exclusión, del trabajo infantil, por la defensa de los derechos de la mujer, del medio ambiente; porque el pueblo debe sentirse representado por el FAP para que podamos gobernar, porque gobernar no significa sólo ganar una elección, significa cumplir con los proyectos y la plataforma que nos planteamos, en base a los principios que hemos adoptado”.