Desde la Comisión Nacional de Discapacidad del Partido Socialista, manifestamos nuestra solidaridad y apoyo al reclamo de los pacientes oncológicos de PAMI, IOMA y PROFE, a quienes les han suspendido la provisión de medicamentos y reclamamos que en forma urgente se normalice la provisión de los mismos.

Denunciamos, que este accionar inmoral e insensible para con las personas dependientes de tratamientos médicos significa lisa y llanamente un caso de violencia institucional perpetrado por estas instituciones.

La falta de responsabilidad institucional, y el avasallamiento de los derechos que tienen los asociados a una obra social, son tolerados por la falta de compromiso de las autoridades oficiales pertinentes que no se involucran en hacer cumplir las obligaciones de los prestadores.

Consideramos que la responsabilidad del Estado en estos casos, aún con fallos judiciales que no son respetados, transforma a las autoridades en cómplices de una actitud maliciosa e irresponsable que es equiparable al abandono de persona.

El Partido Socialista, desde la Comisión Nacional de Discapacidad, suma su enérgico reclamo a las autoridades nacionales, provinciales y de las obras sociales para la inmediata restitución de la provisión de medicación a los pacientes oncológicos para que puedan continuar con sus tratamientos.
Se trata de garantizar el derecho a la salud, entendiendo que es un derecho humano básico consagrado en nuestra Constitución, y que son las autoridades quienes tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir con dicho mandato.

Gabriela Troiano
Comisión Nacional de Discapacidad
Partido Socialista