Desde el Frente Gremial del Partido Socialista repudiamos los hechos de violencia y represión ejercidos en contra de los trabajadores y trabajadoras docentes de la provincia de Chubut.

Apoyamos y extendemos nuestra solidaridad con las y los docentes en la lucha contra el ajuste y la precarización laboral que sufren hace 100 días. Estas movilizaciones han tenido varias etapas en su extenso desarrollo de 17 semanas, alcanzando su pico de hartazgo con el descuento masivo, que incluyó a personas con licencia por maternidad, tratamientos oncológicos y trasplantes.

Son tiempos de incertidumbre en nuestra Latinoamérica donde la violencia se torna el eje de quienes detentan las armas y esto se ve de manifiesto en cada movilización pacífica realizada por trabajadores, organizaciones sociales e instituciones libres del pueblo.

SIN TRABAJO, NO HAY PAZ SOCIAL.