Desde el Partido Socialista repudiamos y rechazamos categóricamente la agresión que sufrió el Presidente de la Nación, Mauricio Macri y su comitiva, en la localidad de Villa Traful en la provincia de Neuquén.
El camino de la violencia implica un grave retroceso y una barrera infranqueable para generar una verdadera democracia participativa e inclusiva, y un nivel de institucionalidad que enmarque y potencie la esencia republicana.
Los socialistas no avalamos actos de tal naturaleza. Por más diferencias que tengamos, siempre debe primar la solidaridad y el respeto entre todos los argentinos que creemos en la unidad nacional.

Antonio Bonfatti                                                                           Alfredo Lazzaretti
Presidente del Partido Socialista                                  Secretario General del Partido Socialista