El Frente Gremial del Partido Socialista apoya y se solidariza con todos los trabajadores y trabajadoras que han sido despedidos del Córdon Industrial del Gran Rosario en forma arbitraria, producto de las políticas de ajuste que viene implementando el Gobierno Nacional.

A su vez, rechazamos profundamente el ataque sistemático a las organizaciones gremiales como forma de disciplinamiento social y de pretendida búsqueda de eliminación de derechos y condiciones laborales para el pueblo trabajador.

Exigimos la reincorporación inmediata ya y adherimos al paro decretado por la CGT para el próximo 25 de septiembre. Entendemos que la unidad del movimiento es el único camino para poder terminar con estas políticas que solo vienen a precarizar las condiciones y la vida de todos los trabajadores y trabajadoras.