El gobierno provincial, a través de Enerfe –por medio de la sociedad Santa Fe Gas y Energías Renovables-, firmó el contrato para la compra de una pila de combustible, que convierte la energía química de distintos combustibles en electricidad y calor de calidad para eficientizar su utilización.

Las pilas SOFC (Pila de Combustible de Óxido Sólido en castellano) tienen un alto potencial de desarrollo para la generación distribuida, en aplicaciones tanto edilicias como industriales. Su gran eficiencia de conversión (hasta 90% dependiendo del combustible) podría contribuir a la reducción de emisiones, a disminuir la utilización de la red de distribución eléctrica y a las necesidades de expansión de la misma.

Respecto a la iniciativa, la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, expresó que “este es el primer caso en el país, por eso le pusimos como nombre “Equipo Pila” ya que, no solamente va a funcionar a través las universidades, el Conicet y Enerfe, sino del Instituto Balseiro y de muchos otros actores más. Además, a partir de la compra de este equipo, acortamos los tiempos para los resultados que podría llegar a tener en nuestro país”.

“Tenemos un proyecto importante que creemos que va a sentar las bases para un desarrollo a futuro para la innovación. Es una solución que conlleva sustentabilidad porque estamos hablando de energías renovables y de eficiencia. Los motores con pilas son mucho más eficientes en el uso de las energías y, además, permitirá un desarrollo local de proveedores de este tipo de tecnologías, sobre todo teniendo en cuenta la potencialidad que tiene Santa Fe en autopartes”, agregó la funcionaria.

En ese marco, el presidente de Enerfe, Mauricio Colombo, destacó que “somos los primeros en la Argentina y Sudamérica en trabajar con este tipo de elementos buscando alternativas para industrializar esta pila en el mercado argentino. Además, esta pila se puede alimentar con insumos del mercado nacional, como los biocombustibles, para generar electricidad y calor, y replicarla con mano de obra e ingeniería argentina y con empresas que se vuelquen directamente al desarrollo de estas tecnologías que van a ser de punta a nivel global”.