El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz y la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, encabezaron este jueves el acto de inauguración de la primera autopista eléctrica de la Argentina y Latinoamérica que une las ciudades de Rosario y Santa Fe.

Se trata de una iniciativa, impulsada por la estatal Empresa Provincial de la Energía, en favor del cuidado, la generación y el uso responsable de la energía eléctrica.

La conexión abarca 157 kilómetros de longitud, cuenta con cuatro estaciones de carga para vehículos eléctricos: uno en EPE Rosario, otro en EPE Santa Fe y dos en la autopista.

“Estamos orgullosos de poner nuevamente a la vanguardia a la provincia de Santa Fe con una autopista, como lo hicieron nuestros gobernadores Carlos Sylvestre Begnis y Aldo Tessio hace 60 años, al construir la autopista Rosario – Santa Fe que fue la primera del país”, aseguró Lifschitz.

“Con esta inauguración –continuó- no solamente honramos la palabra empeñada, sino también le damos sentido a la política y al rol del Estado, que no es solamente administrar la coyuntura, sino sobre todo pensar el futuro, imaginarlo, tener visión y sentar ahora las bases para que ese futuro se haga realidad”.

“En Santa Fe tenemos una ley que es pionera a nivel nacional y no existe en ninguna otra provincia, que regula y promueve el desarrollo de la movilidad eléctrica en la provincia. Todos aquellos que tengan un auto eléctrico, y quieran cargar en estos cargadores, con una tarjeta especial podrán utilizar el servicio y va a ser sin costo”, remarcó el gobernador.