En el marco de un contexto económico sombrío, con un dólar sin techo, aumentos masivos de precios y caída de la recaudación y la coparticipación, el gobierno del Frente Progresista de Santa Fe aseguró que no corre riesgo el acuerdo firmado en paritarias con los gremios estatales y docentes, por el cual los salarios se actualizan en forma automática a medida que son superados por la inflación.

El acuerdo salarial rubricado en abril implicó un aumento del 15% para estatales y docentes que ya fue superado por la inflación acumulada en lo que van del año. De ese modo, está vigente la cláusula gatillo por la cual los salarios se van actualizando de acuerdo al índice informado mes a mes por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC).

En efecto, la Casa Gris va a respetar ese punto, a diferencia de la provincia de Córdoba, que lo eliminó.

Vale señalar que además se concretó una reunión en Casa de Gobierno entre funcionarios de la provincia y senadores provinciales que llevaron las inquietudes de intendentes y presidentes comunales, cuyas administraciones presentan problemas financieros severos, al punto de no poder hacer frente al pago de los salarios.