La provincia de Santa Fe cuenta desde ayer con nuevas obras en el hospital Centenario de Rosario, que requirieron una inversión superior a los 100 millones de pesos.

Ante este nuevo avance en materia de salud pública, el Gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz señaló que “de las más de mil obras que estamos haciendo en todo el territorio, ésta es una de las que tiene más sentido para mí y toda la comunidad que lleva al Centenario en la memoria y el corazón”.

“El Centenario es un símbolo, no solo de la salud sino de la solidaridad característica de Rosario, del esfuerzo compartido y la justicia social, garantizando un derecho a la salud que no se declama sino que se practica”, afirmó el gobernador.

“Este hospital es protagonista de la construcción de la mejor historia de la salud pública de Argentina. Y es un punto estratégico de toda la red de salud de la provincia de Santa Fe”, explicó.

SALUD PÚBLICA DE CALIDAD
La ministra de Salud de la provincia, Andrea Uboldi, coincidió en afirmar que “este hospital es fundamental para el sistema de salud. Seguimos pensando en invertir en salud, que es nuestra fortaleza. Los invitamos a seguir fortaleciendo y construyendo una salud pública de calidad”, propuso.

D1DXFNbX4AEVVgX

LAS OBRAS

Los trabajos incluyeron la refuncionalización de la planta baja y el ingreso, así como la renovación de sanitarios, ascensores, hall de acceso público y la fachada, además de una intervención en la explanada de acceso y espacios públicos.

La superficie total intervenida fue de 4280,70 metros cuadrados, de los cuales 930,70 corresponden a superficie cubierta y 3350 metros cuadrados a superficie abierta, acceso, veredas y espacios públicos.

El proyecto contempló la reforma de la explanada de acceso al hospital, ejecutándose las obras de reubicación de locales comerciales, cambio de pisos, ampliación de dársenas, desmonte de la actual cubierta de techos y su estructura metálica, reparación y ejecución de veredas públicas reglamentarias, alumbrado público, y equipamiento urbano.

Se reemplazó la actual escalera de acceso por un sistema de rampas, incluyendo el acceso a la guardia, con óptimas pendientes adecuadas a normativas vigentes. Además, se previeron espacios de estacionamiento destinados a motos y bicicletas.

También se efectuaron trabajos de reformas en la fachada principal del edificio de ingreso, donde se ejecutaron trabajos integrales consecuentes con las intervenciones programadas en los distintos niveles del edificio, con la finalidad de lograr una mejor calidad de las superficies, en cuanto a materialidad, diseño y funcionalidad (cambio de aberturas, puertas, etc.).

Asimismo, las obras incluyen la climatización integral de las oficinas y del hall central, aire acondicionado y calefacción con sistema ecológico con gas refrigerante R410 A, el cual ayuda a preservar el medio ambiente ya que no afecta la capa de ozono.

Los nuevos espacios interiores y exteriores contarán con iluminación de tecnología led apropiada a cada situación espacial y las distintas funciones, como así también se proyectó la iluminación de seguridad para cuando el edificio cese en sus funciones en horarios nocturnos e iluminación ornamental en forma puntual.

D1DXFv2WkAM4pkF

También se contempló la ejecución de instalaciones de corrientes débiles, circuitos cerrados de televisión, alarma de incendio, etc. Se previó la colocación de equipamiento urbano, bancos y cestos, equipamiento fijo del hall central, bancos, mostradores y sillas, y se incluyó señalética, cartelería de organización y evacuación.