El PS de Argentina repudia profundamente la violenta represión que dejó un saldo de más de 264 muertos y 1337 personas heridas en Nicaragua.

El país centroamericano vive hace 2 meses una crisis política y social de grandes dimensiones que comenzaron con las protestas que exigen la apertura democrática.

Desde el estallido de las marchas, la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) detectó en Nicaragua “un patrón de uso desproporcionado de la fuerza, ejecuciones extrajudiciales y detenciones masivas y arbitrarias”.

Ante el peligro de la violencia ilimitada y en defensa de la democracia, nos sumamos al llamado de la comunidad internacional a seguir los lineamientos de la CIDH e instamos al Gobierno que frene inmediatamente la represión sobre la población y se sitúe bajo el paradigma de los derechos humanos.