A través de una declaración dada a conocer por la Mesa Directiva Nacional, el Partido Socialista expresa su profunda preocupación por la situación institucional que vive la República hermana del Paraguay, expresando su “solidaridad con el gobierno constitucional del Paraguay, un gobierno que puso fin a más de medio siglo de hegemonía del Partido Colorado. Este intento de violentar la voluntad popular, terminando de manera anticipada y abrupta con esta experiencia alternativa, significaría un grave retroceso en la consolidación de las instituciones democráticas en la región”.

A través de una declaración dada a conocer por la Mesa Directiva Nacional, el Partido Socialista expresa su profunda preocupación por la situación institucional que vive la República hermana del Paraguay, expresando su “solidaridad con el gobierno constitucional del Paraguay, un gobierno que puso fin a más de medio siglo de hegemonía del Partido Colorado. Este intento de violentar la voluntad popular, terminando de manera anticipada y abrupta con esta experiencia alternativa, significaría un grave retroceso en la consolidación de las instituciones democráticas en la región”.

El documento dado a conocer esta tarde señala que “en los hechos, una mayoría parlamentaria está decidida, a través de un juicio político, a separar de su cargo al Presidente constitucional Fernando Lugo”, sumándose a todas las voces políticas que desde Paraguay y toda América Latina expresan “su convicción de respeto al orden constitucional que encabeza el actual Presidente Fernando Lugo”, y acompañando “la gestión solidaria de los cancilleres de UNASUR”, recordando además que “el Partido Socialista expresa una vez más su profunda convicción, que la violación de la soberanía popular ha traído solamente dolor para los pueblos de América Latina”.