IMG-20200310-WA0003

En un nuevo congreso nacional, llevado a cabo en Rosario, se planteó también la institucionalización del Consejo Económico y Social. El encuentro fue presidido íntegramente por mujeres.

El Partido Socialista (PS) realizó este sábado su octavo congreso nacional en Rosario, desde donde se plantearon y debatieron “alternativas progresistas para la Argentina” a través de “un gran acuerdo social”.

“Debemos buscar la unidad del socialismo, respetando las diversas miradas, y plantear con fuerza nuestras convicciones de contar con un sistema de salud basado en la atención primaria, una política de educación fundamentada en la construcción de valores que renueve las formas de acceso al conocimiento, y un federalismo inclusivo y responsable”, señaló el presidente del partido, Antonio Bonfatti.

Durante el encuentro, presidido íntegramente por mujeres, y llevado a cabo en la Facultad de Ingeniería, Bonfatti marcó como importante tener “políticas que requieren erradicar la pobreza estructural, un cambio en la matriz productiva y una reforma tributaria integral, donde el que más tiene más pague”.

Finalmente, dijo que es “imprescindible” establecer un “gran acuerdo, primero entre las fuerzas políticas progresistas, luego con otras fuerzas del arco político y finalmente sumar a la sociedad civil a este gran acuerdo social que debe ser institucionalizado en el Consejo Económico, Social y Político”.

Partido moderno

Por su parte, la exintendenta de Rosario, Mónica Fein propuso seguir modernizando el espacio político, para que el PS siga siendo un “partido que discuta la igualdad, la solidaridad, la participación ciudadana. Un partido del siglo XXI, lejos de las políticas neoliberales que tanto daño le han hecho al país».

«Nos llena de orgullo que el socialismo esté presente en las grandes luchas», dijo Fein, y puso como ejemplo: feminismo, medio ambiente y la justicia tributaria.

Además participaron, el exgobernador, Miguel Lifschitz; el diputado nacional, Enrique Estévez; el secretario de Relaciones Internacionales, Eduardo Di Pollina, y miembros de las distintas federaciones socialistas de todo el país.

Conclusiones y propuestas

Luego de debates en comisiones y trabajar bajo el lema: “El Socialismo que viene”, se analizó la realidad partidaria y nacional, y entre las conclusiones y propuestas surgidas del encuentro, se reafirmó el compromiso por seguir trabajando para lograr que el aborto sea legal, seguro y gratuito, además de la inclusión en las escuelas laicas de la Educación Sexual Integral, y generar acciones que garanticen la diversidad sexual.

En tanto se planteó también “defender y acompañar las reivindicaciones y reclamos de los jubilados de todos el país, considerando al pago del 82% móvil”, y la idea de que “el Estado Nacional debe profundizar el enfrentamiento de las causas de la violencia creciente y actuar sobre las condiciones sociales e institucionales que favorecen el crecimiento del crimen organizado”.

Además de “seguir impulsando y defendiendo un modelo de país basado en instituciones verdaderamente democráticas y en la solidez e independencia de la justicia, y exigir la erradicación de prácticas discrecionales en el manejo de los asuntos públicos, la naturalización de la corrupción y la manipulación de la justicia al servicio del poder político o económico”.

También se planteó implementar “nuevos paradigmas de estudio de los problemas públicos desde donde proponer otros modelos económicos, energéticos, comunicacionales,  productivos, educativos, culturales y ambientales a escala regional”.

En tanto, se instó a que “el futuro Consejo Económico y Social se disponga a trabajar intensamente y de manera prioritaria al combate de la creciente desigualdad entre los argentinos y a garantizar los derechos sociales, económicos y políticos que han sido profundamente vulnerados en las últimas décadas en nuestro país”.

Desde el PS proponen “estudiar, analizar y replicar experiencias de gobierno y legislativas con iniciativas concretas que nos han permitido avanzar en: la construcción de una nueva institucionalidad pública, en la reforma de la justicia, en sistemas de educación y salud pública de calidad; en políticas ambientales, de vivienda, de inclusión de los pueblos originarios, en la refundación de un estado abierto, transparente y participativo, en la defensa de los reclamos de los jubilados y en la práctica de un verdadero federalismo”.

Las autoridades también reclamaron “la realización de un investigación profunda y sin concesiones vinculada a determinar la legalidad y legitimidad de la deuda externa contraída por el Gobierno Nacional durante los últimos años, así como a determinar complicidades en relación al uso indebido de los fondos y la fuga de capitales”.-