El pasado sábado, en Paraná, las Mujeres Socialistas de Entre Ríos, presentaron a la Mesa Ejecutiva provincial del Partido Socialista, un protocolo de actuación en casos de violencia de género y discriminación a las personas del colectivo LGTTTBI dentro del ámbito partidario. El mismo fue aprobado por unanimidad.

El protocolo regirá para casos de violencia o discriminación para militantes del PS en toda la provincia, y tiene la intención de intervenir y actuar cuando alguna militante hiciera conocer el caso a la mesa coordinadora que trabajará en consecuencia con lo demandado.

La Secretaria de Mujeres Socialistas de Entre Ríos, Lara Esteve, resaltó al respecto “la importancia de convertirnos en el primer partido político de la provincia en actuar en consecuencia a las banderas que levantamos históricamente, el protocolo nos hace involucrarnos con las compañeras que de alguna manera puedan ser violentadas dentro de las instalaciones partidarias”.

Además, la uruguayense agregó que “en los tiempos que corren, los y las socialistas no podemos estar ajenas, el protocolo nos pone a la vanguardia y nos obliga a seguir trabajando para la erradicación de la violencia hacia las mujeres y hacia el colectivo LGTTTBI, tanto en lo partidario y militante como así también en la sociedad entrerriana”.

El protocolo está a disposición para ser utilizado desde el sábado y fue redactado por militantes del Partido Socialista de Paraná entre ellas, la abogada Liliana Vera, que resalta al respecto la importancia de la educación de la sociedad en temas de género y disidencias, como así también a los compañeros y compañeras socialistas, garantizando en el PS un ambiente libre de violencias sexistas y machistas, fortalecer el trabajo consecuente con la visibilización, investigación y formación en la temática, promoviendo también un abordaje integral de los casos que pudieran surgir dentro del PS Entre Ríos.

Por otra parte Sofía Gan, Secretaria de las Juventudes Socialistas de Entre Ríos y Maira Obaid, militante del PS Paraná, celebran la aprobación del protocolo que será de gran ayuda y contención para las compañeras que dentro del PS, puedan atravesar alguna situación de violencia de género o discriminación por identidad de género u orientación sexual, porque servirá de precedente para que las Juventudes Socialistas de otras provincias puedan tomarlo como ejemplo, y llevarlo a cabo en sus lugares de militancia partidaria.