El Partido Socialista rionegrino rechazó la concesión para explotar comercialmente el Cerro Catedral, según lo hizo saber a través de un comunicado firmado por Paolo Etchepareborda y María Luz Riera, presidente y secretaría de organización, respectivamente.

Manifestaron que la concesión del principal atractivo turístico de Bariloche ha sido motivo de fuertes controversias a lo largo de los años. Consideraron importante analizar qué hay detrás de estas sucesivas decisiones políticas para definir una posición fundada.

Resaltaron que “su administración ha ido cayendo en manos de grupos económicos que operan globalmente apoyados en el carácter internacional del atractivo natural de la cordillera patagónica, situación que resulta absolutamente contraria a los intereses de quienes vivimos en la misma”.

Etchepareborda y Riera analizaron que cuando se dan los vencimientos de las concesiones se abren pequeñas grietas a ese negocio concentrado para que un gobierno que actúe soberanamente modifique esta lógica y transforme el cerro en lo que nunca debió dejar de ser: un espacio cuidado en el aspecto ambiental destinado al disfrute de propios y extraños. En este último caso, para que las ganancias queden en la región y se redistribuyan entre sus habitantes.

A su entender “es lo mismo que ocurre con los casinos pero agravado por la perspectiva de destrucción del ambiente que los famosos emprendimientos inmobiliarios para ricos implican, exactamente lo mismo que ocurre en El Bolsón, otro ecosistema similar. No se trata de emprendimientos inmobiliarios, se trata crudamente de negocios que desprecian la vida y el ambiente”.

Por estos motivos esgrimidos, por último, agregaron que “desde el socialismo trabajamos para que la sociedad se empodere de sus derechos, actúe y participe activamente en defensa de sus intereses para lo que sumamos esfuerzo en las acciones que actualmente se desarrollan para frenar una nueva entrega y aspiramos a multiplicar y unificar esfuerzos en este sentido”.