El Movimiento Nacional Reformista (MNR), el brazo universitario del Partido Socialista, fue el gran ganador de las elecciones estudiantiles de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y consolidó, de esta manera, su liderazgo en el ámbito académico. Este año no sólo logró refrendar la presidencia de los cinco centros de estudiantes con los que contaba, sino que agregó un sexto, lo que le permitió alcanzar la conducción de la mitad de las facultades de la UNR.

Futuro, participación, apertura, renovación, transformación, compromiso, fueron los conceptos que sobrevolaron en esta charla con El Ciudadano, donde los seis presidentes electos de los centros de estudiantes analizaron no sólo los sufragios universitarios que se desarrollaron entre el 3 y el 5 de abril, sino también la realidad de la educación pública, los reclamos de los docentes y la presencia de alumnos extranjeros.

El proceso más antiguo se registra en la Facultad de Derecho, donde la agrupación DNI mantiene la conducción del centro de estudiantes desde hace una década. Gabriela Menegozzi, la presidenta electa, expresó: “Estamos muy agradecidos con cada uno de los estudiantes por habernos vuelto a elegir. Es una gran alegría poder decir que hace 10 años la Facultad de Derecho está conducida por una agrupación reformista que tiene como principios la permanencia y el egreso de los estudiantes dentro de la facultad”.

En esos años de transformación, Gabriela destacó la puesta en funcionamiento de una fotocopiadora, ya que tenían “las copias más caras de toda la universidad”. A partir de allí redujeron los costos para facilitar el acceso a los materiales de estudio y los fondos remanentes se ejecutan a través de un presupuesto participativo. Pero además, ahora pelean por un subsidio al papel para que “se abarate aún más el precio de la copia”.

En la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño, el socialismo preside hace seis años el centro de estudiantes a través de Área. “Tenemos una agrupación totalmente renovada, con voces nuevas, con estudiantes y militantes nuevos que aportan una frescura en lo programático de la agrupación y en el día a día”, explicó Mariana Leoni, que presidirá el centro este año.

“No sólo tenemos una propuesta gremial sino un programa académico y el hecho de que siempre se sumen nuevas voces aporta a la formación dentro de la disciplina y la futura profesión. Para nosotros es muy importante ampliar, hacer la agrupación y el centro de estudiante más participativos”, agregó Mariana.

La diferencia más abultada se dio en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura, donde la agrupación 15 de Junio obtuvo el 65% de los votos. Emiliano Pavicich, quien conducirá el centro de estudiantes este año, explicó: “Por tercera vez renovamos la conducción, este año fuimos ratificados con más del 65% de los votos y logramos 7 de los 8 consejeros directivos, lo cual valida un proceso que venimos llevando adelante de importantes transformaciones”.

“Apostamos a un modelo de un centro de estudiantes cada vez más abierto, cada vez más participativo, que ha dado resultados y eso el estudiante se lo viene apropiando y valorando. Con felicidad podemos afirmar que, más que una consolidación de la 15 de Junio, se consolida una idea de que con cada vez más gente participando se cambia la facultad y la realidad”, indicó Emiliano.

La agrupación Manuel Belgrano logró el triunfo en la Facultad de Ciencias Económicas y Estadística por tercer año consecutivo, y el nuevo presidente del centro de estudiantes, Guido Borra, destacó: “Nos parece importante agradecer a todos los electores y también ratificar este compromiso; son muchos los logros que venimos teniendo ya que anteriormente era un centro de estudiantes poco participativo, no era transparente. Es importante que el gremio sea abierto a todos los estudiantes como una herramienta de transformación real en la facultad y por eso esta conducción impulsó el presupuesto participativo estudiantil, una iniciativa donde los estudiantes deciden a partir de esta apertura”.

“Es totalmente gratificante como uno puede trabajar en conjunto con los estudiantes y tener luego ese reconocimiento en las urnas, porque claramente nosotros no trabajamos por un resultado electoral sino para transformar la realidad, para más derechos estudiantiles”, expresó Guido.

En la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas, y a través de la agrupación 9 de Julio, Agustín Caldo fue elegido presidente del centro de estudiantes. “Se notó un cambio rotundo en la secretaría de material de estudios; logramos darle al estudiante un montón de herramientas más de las que tenía para poder llevar a cabo la carrera. Además, provocar cambios de fondo en los planes de estudio, las correlatividades y las promociones, porque en nuestra facultad los estudiantes están tardando el doble en recibirse”, expresó.

“Estamos peleando en el Consejo Superior la aplicación del comedor, ya que eso les haría a los estudiantes ahorrar muchísimo tiempo. En el comedor del área salud pararon las obras y no tenemos noticias de cuándo las van a volver a reactivar”, cuestionó.

El dato que coronó la jornada electoral vino desde Casilda. Un triunfo ajustado por 8 votos en la Facultad de Veterinaria consagró a Santiago Lescano de la agrupación Arev y le permitió al socialismo alcanzar la conducción de su sexto centro de estudiantes. “Fue una elección histórica porque, a pesar de ser un grupo que tiene 10 años, pudimos lograr algo que veníamos militando”, afirmó el flamante presidente.

Santiago indicó que apuntan a un “nuevo centro de estudiantes, participativo, que se ocupe de las realidades del estudiante y que no pertenezca a ningún grupo docente. Lo veníamos notando como un déficit, porque a veces hay luchas que no existen por pertenecer al mismo grupo y creo que esa independencia de docentes va a ser muy bueno para todos los estudiantes”.

“LA EDUCACIÓN PÚBLICA NO ESTÁ EN LA AGENDA DEL GOBIERNO NACIONAL”

Con la llegada de Cambiemos al gobierno nacional quedó en evidencia que la educación pública no parece ser una de las prioridades de la administración de Mauricio Macri. El conflicto con los docentes y las desafortunadas declaraciones de ministros y del propio presidente parecen confirmarlo.

Para Gabriela Menegozzi, “la educación pública no está en agenda del gobierno nacional”. “Como estudiantes y reformistas no podemos estar ajenos y tenemos que levantar más que nunca la bandera de la educación pública. No tenemos que quedarnos sólo con nuestra opinión, hay que abrir el juego a los docentes, a los no docentes y entre todos construir la universidad que realmente queremos. Si hoy en el gobierno la educación pública no está como tema prioritario, nosotros tenemos que hacerlo notar, convocar marchas y ser los pilares fundamentales de esta lucha”, agregó.

En tanto, Emiliano Pavicich expresó: “Se busca enfrentar a docentes con estudiantes, a maestros con la sociedad. Se busca hacer pensar que los reclamos son propios y no colectivos, se busca cortar vínculos de solidaridad. Y en realidad el conflicto es la situación económica que viene atravesando el país y que eso golpea en la educación, en los salarios docentes, en la infraestructura. Nuestra responsabilidad como estudiantes es llamar de nuevo a esa unidad, porque quizás nunca estuvo más claro que ahora dónde está la línea que divide y lo que realmente tenemos que defender por encima de cualquier otra diferencia, que es la educación pública”.

Está claro que la UNR no escapa a las dificultades del contexto nacional; es por eso que los estudiantes también solicitan mejoras para la universidad. Guido Borra apunta a dos problemas puntuales: la situación edilicia y la falta de comedores universitarios: “Hay muchísimas facultades donde hace falta presupuesto para reformas edilicias, en muchas facultades se caen a pedazos los techos. Como así también venimos reclamando comedores universitarios. Hoy solamente existe uno en la Siberia”.

EXTRANJEROS EN LA UNR

Año a año se nota un crecimiento de estudiantes extranjeros en la UNR y algunos discursos malintencionados piden arancelar la universidad pública para ellos. En cambio, Agustín Caldo cuestionó esa mirada que los plantea como un gasto para la universidad: “No es que no pagan ningún impuesto. Pagan alquiler e impuestos como todos nosotros que venimos de otros lugares. Pagan las fotocopias, activan distintos tipos de mercados, son parte de la economía estudiantil. No me parece que haya que arancelar, sino al contrario, hacerlos formar parte y así crecer como hermanos latinoamericanos”.

Fuente: ElCiudadanoWeb