En los últimos 11 años, las escuelas técnicas de la provincia de Santa Fe experimentaron un aumento de la matrícula del 222%. Según datos del Ministerio de Educación provincial, pasaron de 18.221 estudiantes en el 2008 a 58.675 en mayo de 2019.

En ese marco, sobresale que el incremento mayor fue el de estudiantes mujeres: de 4869 chicas que había en 2008 se contaron 18.815 este año, es decir un aumento del 286,4%.

“Con la secundaria obligatoria, la transformación de los planes de estudio para la formación técnico-profesional, junto a los planes de mejora en infraestructura y equipamiento de los talleres y la implementación de las prácticas profesionalizantes, la modalidad concita cada vez más interés”, destacó la ministra de Educación de Santa Fe, Claudia Balagué.

Y seguido amplió: “La escuela técnica tiene su especificidad y más carga horaria debido a que los estudiantes pasan por entornos formativos específicos, talleres y laboratorios, además de la formación general. Pero es justamente esa articulación entre teoría y práctica la que prepara personas calificadas para conseguir un puesto laboral ni bien egresan”.

Finalmente, Balagué indicó que “la novedad del aumento en la cantidad de chicas que se anotan a las distintas especialidades tiene que ver con la inclusión de la Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas secundarias, con contenidos que ayudan a pensarse como jóvenes trabajadoras en distintos rubros antes reservados a los varones, además de que la ESI fomenta el respeto entre ambos géneros tanto en la escuela como en cualquier otro ámbito”.