Enrique Estévez lanzó ayer en la ciudad de Rosario su candidatura a diputado nacional por Consenso Federal. “Los santafesinos y santafesinas necesitan representantes a los que se les conozca la voz, que no calienten una silla, que defiendan lo que hemos construido pero que también exijan lo que nos deben. Es ilógico que los productores santafesinos aporten sólo en concepto de retenciones a las exportaciones, 90 mil millones de pesos al gobierno nacional y que nada de todo eso vuelva a nuestra provincia”, expresó.

Junto a Estévez, estuvieron en el encuentro que se realizó en la Estación Fluvial el gobernador Miguel Lifschitz, los demás integrantes de la lista: Carolina Piedrabuena, Horacio Ghirardi, Florencia Barcarolo, Gabriel Báez, Marilina Grande, Ramiro Arola, Araceli Medrano, Ramiro Galassi y Sandra Clerici.

El candidato explicó la importancia de llevar al Congreso Nacional las experiencias más destacadas del Frente Progresista, tales como el sistema de salud público que ha demostrado ser emblema en el país, o una red pública y eficiente de medicamentos. “Queremos llevar el modelo Santa Fe a la Nación, y el único que encarna esta propuesta progresista con visión de desarrollo es Roberto Lavagna”, aseguró.

“Ni a Macri ni a Cristina –continuó- les importa Santa Fe. Ya quedó demostrado durante sus gobiernos. El kirchnerismo originó una deuda que postergó a millones de santafesinos, y el macrismo no la pagó, incumpliendo un fallo de la Corte Suprema. Tampoco hicieron grandes obras. Son dos caras de la misma moneda, son lo malo y lo peor”.

“Nos resistimos a pensar que sólo pueden existir estos dos modelos. Es posible un gobierno eficiente y sin corrupción, con cuentas claras y transparente, porque de hecho lo hemos llevado adelante en la provincia de Santa Fe todos estos años y eso nos enorgullece”, agregó el concejal de Rosario y secretario general del Partido Socialista santafesino.