La Ley de Emergencia en violencia de género es una demanda que hace al menos dos años se viene planteando con firmeza desde las organizaciones de mujeres de la provincia, pero hasta el momento el Poder Ejecutivo provincial y los bloques mayoritarios de la Legislatura han hecho oídos sordos y/o no dieron suficiente relevancia al tema.

La posición del gobernador; Gustavo Bordet, y de los legisladores que le responden, en torno al tema, es que “no se puede trabajar aisladamente la emergencia” y que primero “debería declararse a nivel nacional”. Inclusive, el mandatario entrerriano sostuvo que “hay un presupuesto muy grande destinado a trabajar en materia de violencia” y que el problema sería la aplicación de esos recursos, aunque pasa el tiempo y siguen sin verse resultados mientras crece la cifra de víctimas fatales.

En este marco, las candidatas a diputadas nacionales Verónica Magni (Partido Socialista) y Daniela Vera (Partido del Trabajo y del Pueblo-Partido Comunista Revolucionario), ambas integrantes del Encuentro Social, presentaron este lunes un anteproyecto de Ley que, destacaron fue el resultado de una suma de aportes de profesionales, docentes, desocupadas, estudiantes universitarias y las secretarías de Género de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y de Salud de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), seccional Paraná.

El proyecto
El texto hace énfasis en la necesidad de “políticas públicas integrales, no sólo de acompañamiento y contención, sino que promuevan la autonomía y amplíen derechos y oportunidades para las mujeres que viven y trabajan todos los días en nuestra provincia”.
Entre sus disposiciones, la propuesta prevé la asignación de un presupuesto ”acorde a la problemática de Entre Ríos, para la ejecución de las políticas públicas integrales en materia de derechos humanos de las mujeres”, que permita garantizar refugios para mujeres víctimas de violencia; grupos de trabajo con profesionales para acompañar las denuncias, personal policial femenino formado en problemáticas de género y vinculación directa con los juzgados, seguimiento “caso por caso” de las denuncias, campañas de difusión sobre los organismos a los que es posible acudir, acompañamiento psicológico y económico en caso de ser necesario para familiares de víctimas de femicidios y femicidios vinculados; licencias por violencia de género para trabajadoras del Estado y alcance a trabajadoras de entidades privadas y de planes sociales, “que evite el abandono de trabajo y/o los días no pagos por inasistencia por situaciones violentas o donde peligre la integridad de la mujer en cuestión”.
También están previstas la creación de un organismo estadístico autónomo que releve los femicidios y las denuncias de violencia contra las mujeres, la formación de promotoras en prevención de la violencia y promoción de derechos de las mujeres, como también la educación específica “en todos los establecimientos educativos”, entre otras políticas.
Un Observatorio de Violencia de Género (OVG) integrado por un equipo interdisciplinario para “monitorear e incidir en la formulación de políticas públicas eficaces para la prevención, sanción y erradicación de la violencia de género”.

Magni: “La idea es que todas las mujeres que tengan ganas puedan aportar”
Por su parte, la candidata a diputada nacional del PS, Verónica Magni, dijo a esta Agencia que la idea es de ahora en más “abrir al debate a una instancia de reflexión colectiva a lo largo de la provincia en espacios como los sindicatos, asambleas de base, movimientos populares, con participación de todas las mujeres”.
“La idea es que todas las mujeres que tengan ganas de aportar a la necesidad de que se declara en Entre Ríos la emergencia por violencia de género pueden hacerlo incluyendo su opinión su visión sobre aquellos espacios donde necesita ser garantizado su derecho”, destacó.
Más allá de los primeros pasos en cuanto a su elaboración, Magni consideró que el proyecto representa “no sólo las voces del Encuentro Social” y mostró confianza en que será “bien recibido por el resto de los actores políticos, partidarios, ONGs y colectivos feministas que quieran aportar a esta iniciativa”.