Organizado por el colectivo feminista “Ni una Menos” tres candidatas a diputadas nacionales por Entre Ríos, expusieron y debatieron sobre su agenda en cuestiones de género.

Tanto Verónica Magni (Partido Socialista-Encuentro Social), Nadia Burgos (Nueva Izquierda) y Carolina Gaillard (Somos Entre Ríos) dieron a conocer sus principales propuestas en los siguientes puntos: Mujeres y trabajo, violencia de género, salud sexual y reproductiva, educación sexual integral.

En el primer punto la única candidata uruguayense pidió la sanción de la ley “de cuidado” como existe en el Uruguay, porque está comprobado que el 76 por ciento de las tareas del cuidado de niños y ancianos lo hacen las mujeres. A su pedido se sumaron Gaillard y Burgos, esta última también reclamó que exista un presupuesto para cumplir con esas políticas.

En el turno de tratar la violencia de género, Magni lamentó que: “En nuestra región, el Estado nos viene estimulando que hagamos denuncias pero luego nos desampara”. Recordó que presentaron junto a Daniela Vera el proyecto de violencia de género para que se trate en la cámara legislativa entrerriana. Insistió en que el Estado otorgue mayor presupuesto para las construcciones hogares “donde refugiarnos cuando debemos salir corriendo de nuestras casas”, al igual que las capacitaciones para las promotoras que deben atender estas demandas.

Por lo que recordó que en su labor como concejala “presentamos en el Concejo Deliberante un proyecto para que se tomen las denuncias en la oficina del hospital”, pero que al día de hoy no se cumplió “por falta de voluntad política del PJ gobernante”.

Cuando llegó el momento de hablar de salud sexual y reproductiva, la docente uruguayense citó la coherencia sobre la temática, y para graficarlo tomó las palabras del médico René Favaloro referidas al aborto en el año 1998: “Los ricos defienden el aborto ilegal para mantenerlo en secreto y no pasar vergüenza. Estoy harto de que se nos mueran chicas pobres para que las ricas aborten en secreto. Se nos mueren nenas en las villas y en Sanatorios hacen fortunas sacándoles la vergüenza del vientre a las ricas. Con el divorcio decían que era el fin de la familia y sólo fue el fin de la vergüenza de los separados ilegales. Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”. Magni dio datos concretos “medio millón de abortos clandestinos en el país”.

Con respecto a la educación sexual integral. La candidata socialista explicó que “cada 5 minutos nace un bebé de una madre menor de 20 años, con lo que implica el doble esfuerzo: estudiar, trabajar a la vez de criar a los hijos. No alcanza que los gobiernos nacionales anuncien diferentes programas solamente sino que instrumenten políticas para tal fin” y citó como contrapartida a la provincia de Santa Fe “donde se respetan en la práctica esas políticas como en los casos del ‘parto respetado’ , son cosas concretas, es con voluntad política más que con anuncios”.

Por último Magni adelantó en insistir con el compromiso de abordar “la paridad como principio constitucional, porque desde que existe el cupo de género, la agenda de género en el parlamento creció; es una realidad. Por eso la labor del bloque socialista en el Congreso es histórico al respecto ya que es nuestra iniciativa la que tiene consenso para lograrlo, la mayoría así lo hizo saber, pero lamentablemente la Izquierda Unida no lo acompañará”. Además aseguró que propondrá “quitar el IVA a los elementos de higiene femenino”.