El Partido Socialista (PS) celebró los 125 años de vida con un encuentro virtual encabezado por su flamante presidenta Mónica Fein, junto a dirigentes de otros países, como Álvaro Elizalde, senador nacional y presidente del Partido Socialista de Chile; Johanna Ortega, del Partido Socialista del Paraguay; y Adriana Viz, coordinadora del área de Relaciones Internacionales del CDF-PSOE de España. También participó Antonio Bonfatti, representante del PS en la Alianza Progresista, y la vicepresidenta de la Internacional de Jóvenes Socialistas (IUSY en inglés), la dirigente marplatense Agustina Rodríguez.

Mirar la charla completa

“Así como el socialismo ha dado batalla desde su origen por los derechos de los y las trabajadoras, hoy tenemos el desafío de impulsar otro modelo de desarrollo que esté basado en la sustentabilidad, que reconozca el rol de las mujeres y el lugar de las minorías, y defienda derechos que conquistamos y que hoy están amenazados por el neoliberalismo. Desde Argentina seguiremos defendiendo los mismos valores y principios para construir una sociedad mejor y más justa, y nos vamos a seguir encontrando en ese camino con compañeras y compañeros de otros países”, aseguró Mónica Fein, ex intendenta de Rosario y presidenta del partido a nivel nacional.

Al respecto, Fein señaló: “Ser presidenta en este aniversario del partido me llena de emoción y responsabilidad. En esta lucha las mujeres hemos tenido un rol protagónico, desde Alicia Moreau hasta hoy. Las y los socialistas, más allá de donde nos toca construir una sociedad más justa, sabemos que estamos en la misma lucha con los mismos valores. En la pandemia quedó clara la desigualdad que golpea a las mujeres, que son mayoría en la primera línea en los sistemas de salud, que tienen a cargo el trabajo del hogar y sin que haya escuela, que están en la informalidad, y que, obviamente, reclaman mayor apoyo del Estado”.

“Siempre hemos defendido un rol estratégico del Estado –sostuvo-, pero con un Estado nuevo y participativo. La participación ciudadana es lo que hace de la democracia y el Estado una herramienta transformadora para superar las desigualdades. En este contexto de pandemia, no puedo dejar de recordar a dos queridos compañeros como Hermes (Binner) y Miguel (Lifschitz), que nos han dejado hace poco y que han gobernado reforzando el rol del Estado, sobre todo en materia de salud”.

Por su parte, Bonfatti celebró “125 años de prédica contra la injusticia y la desigualdad. Por esas épocas, Alfredo Palacios, primer diputado socialista de América, y tantos otros militantes impulsaron leyes como la que fija las 8 horas de trabajo, el descanso dominical, la abolición de la pena de muerte, la prohibición del trabajo infantil, la regulación del trabajo de las mujeres, contra la trata, contra el juego. También estaba la presencia en las organizaciones sindicales, la Reforma Universitaria, el Grito del Alcorta. Después empezamos a dejar huella en legislaturas, concejos municipales, el congreso de la Nación, gobiernos municipales y provinciales. En estos nuevos tiempos, de revolución de los medios de comunicación y producción, sigue vigente la lucha contra la desigualdad, por la justicia, la solidaridad, por una vida que merezca ser vivida, defendiendo la democracia y poniendo el acento en cuidar y preservar nuestro planeta”.

Desde Chile, Elizalde saludó a “los amigos y amigas del primer partido socialista americano, que abrió un camino a imitar por otros”, y remarcó que el socialismo, “en su devenir histórico, ha enfrentado toda forma de injusticia y por eso hoy día es un movimiento feminista, entendiendo la discriminación y explotación que sufren las mujeres debe ser combatida al igual que las condiciones que padecen los trabajadores y trabajadoras, los pueblos indígenas, las minorías sexuales”.

“En este momento –advirtió el legislador chileno- en Latinoamérica también vemos como ha llegado una amenaza en la que convergen el neofascismo y el neoliberalismo, ante lo cual es necesario construir mayorías para defender la democracia, los derechos humanos y las conquistas fundamentales de nuestros países”.

A su turno, Ortega, candidata a la Alcaldía de la ciudad de Asunción, afirmó que el Partido Socialista argentino “siempre fue una referencia para nosotros, que apenas tenemos 21 años de vida. Hace unos 12 años cumplí el sueño de conocer en Buenos Aires a Hermes Binner y recuerdo que nos contó en ese entonces cómo había sido fundación de las Mercociudades, con Carlos Filizzola como alcalde de Asunción y Tabaré en la Intendencia de Montevideo, siempre reflexionando a nivel global pero articulando en lo local, que es el camino que tenemos que seguir también en este momento”.

“En estos momentos en que el neoliberalismo toma mucho impulso y se vuelve más agresivo por la situación de pandemia –sostuvo-, estamos obligados a reflexionar qué tipo de Estado y sociedad queremos construir para enfrentar los desafíos que se vienen y las condiciones que quedarán cuando superemos esta situación”.