Al cumplirse el 116° aniversario de la fundación del Partido Socialista, su presidente, Hermes Binner, rindió homenaje a la figura del doctor Juan B. Justo, fundador del PS, descubriendo una placa en el hospital Ramos Mejía de la ciudad de Buenos Aires, lugar donde Justo ejerció la profesión de médico.

Binner, acompañado de dirigentes y militantes del Partido Socialista y personal del centro médico, recordó a Justo como “alguien que trabajó a favor de la igualdad, tanto en su tarea política como en su labor como médico. Fue un hombre extraordinario, que a través de su práctica médica está hoy en los anales de la salud pública argentina”.

Justo fue Profesor Titular de la II cátedra de Cirugía, e introdujo y difundió en el país la práctica de la cirugía aséptica. Adoptó el éter como agente anestésico, e inició en nuestro medio la anestesia local infiltrativa. Fue el primero en realizar, en el mundo, una craneotomía osteplástica (resección parcial y temporaria del cráneo para acceso de una patología intracraneana), con éxito. De talento excepcional para la práctica quirúrgica, fue separado de la cátedra por el Poder Ejecutivo dos años después, por ser destacado miembro del partido Socialista Argentino. El pabellón quirúrgico del Hospital, lleva su nombre. Junto con él se alejaron del Hospital Enrique Corbellini y Nicolás Repetto.

El presidente del PS recordó a Justo no sólo como médico, sino también en su tarea política. “Su primera prédica como diputado nacional fue la defensa del Grito de Alcorta, en 1912, siendo la única voz en el Parlamento que defendió al movimiento agrario en aquel momento”, recordó Binner, quien agregó: “introdujo el cooperativismo creando ‘El Hogar Obrero’, posibilitando el acceso a la vivienda a tanta gente a través de la economía solidaria”.

Luego, Binner recordó el siguiente hecho: “Juan B. Justo funda La Vanguardia, nuestro periódico partidario, vendiendo su auto y empeñando una medalla de oro otorgada por su tarea en el Hospital, lo cual junto a sus otras obras, hechos y palabras muestran que hablamos de una persona de gran calidad”, destacando que “es una gran alegría para nosotros poder homenajear a uno de los precursores de la salud pública y de la política, que nos dejó aquella gran enseñanza que está en las entrañas del Socialismo: manos limpias y uñas cortas”.

Antes, el diputado nacional Roy Cortina agradeció a las autoridades y a los trabajadores del hospital “la predisposición para la realización de este evento, que nos emociona a todos”. En representación del hospital recordó a Justo el doctor Eduardo Pecoraro, quien hizo hincapié en la invalorable tarea de Justo como médico, evocando también su tarea en el ámbito de lo social y lo político.

En el acto, desarrollado en el patio interno del Hospital, estuvieron presentes los diputados nacionales Juan Carlos Zabalza, Alicia Ciciliani, Elida Rasino y Ricardo Cuccovillo y el Secretario general del PS, Alfredo Lazaretti, el director del hospital, doctor Carlos Mercau, integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PS, dirigentes, militantes y trabajadores del Ramos Mejía.