Durante el fin de semana pasado sesionó en la ciudad de México la VI Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el único mecanismo intergubernamental de ámbito regional que promueve la integración y desarrollo de los países latinoamericanos y caribeños.


Nuestro país, junto a otros 32 Estados soberanos que integran América Latina y el Caribe, es parte de esta articulación regional y aspiraba en la Cumbre a la presidencia pro-tempore tras la finalización del mandato de México.


Sin embargo, la emergencia de la crisis política desatada en los últimos días en el seno del Gobierno, y el reemplazo del Ministro de Relaciones Exteriores comunicada durante una escala del viaje de la delegación oficial, expuso a la Argentina a un papelón internacional, y obligó a la CELAC a posponer la elección de sus próximas autoridades.

Desde el Partido Socialista lamentamos profundamente que la interna del Frente de Todos tenga un impacto tan negativo en las relaciones que nuestro país mantiene con las naciones hermanas de la región, y que se traducen en dificultades objetivas para lograr la final integración regional que anhelan nuestros pueblos.