El IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) comunicó que Cosquín, ahora en pleno festival, recibió el certificado de “Municipio Verde”.

Esto significa que la comunas, cumplieron una serie de requisitos, y ahora cuentan con un sistema de gestión que permite dar garantías de sustentabilidad y transparencia entre sus habitantes y los productores que trabajan los campos linderos a las zonas pobladas.

Municipio Verde” se trata de una herramienta que aporta un método para la construcción de consensos sociales mediante el diálogo entre todos los actores involucrados: sector público, pobladores urbanos, técnicos y productores agropecuarios, y empresas de servicios.

El objetivo es instrumentar soluciones en pos de la certidumbre y la transparencia de los procesos productivos extensivossemi intensivos, hortícolas, florícolas, frutícolas y hasta orgánicos en las áreas de intersección e interacción entre la vida urbana y la ruralidad. Se trata de una iniciativa de Aapresid (la Asociación de productores bajo siembra directa).

En este escenario, Matías Terán, coordinador de Gestión Ambiental de Cosquín, detalló: “La municipalidad cuenta con un Área de Control y desde 2018 implementamos una estación de monitoreo con la que trabajamos por la seguridad a la comunidad. Para la Municipalidad es muy importante este avance debido a que se lograron certificar bajo Municipio Verde 535 hectáreas en total”.

Indicaron que esta certificación podría ser una forma de actuar ante la incertidumbre que muchos pobladores del interior perciben ante la producción agrícola actual y el uso de agroquímicos. En muchos casos, la colisión entre habitantes de los pueblos y productores ha llevado a las autoridades a aplicar radios de protección a muchos metros alrededor de ciudades o escuelas rurales.