La provincia de Santa Fe fue destacada por sus políticas públicas en materia de educación en el marco de la presentación del informe “El estado de la educación en la Argentina”, a cargo del Observatorio Argentino por la Educación.

Este análisis de los resultados obtenidos durante 20 años de estadísticas de la educación pública en el país (1997 – 2018), resaltó en particular dos iniciativas del gobierno progresista de Santa Fe: la construcción y sostenimiento desde 2008 de un registro nominal de alumnos, lo que permite seguir la trayectoria escolar de cada uno y detectar a tiempo problemas como ausentismo y deserción; y el despliegue desde 2013 del plan Vuelvo a Estudiar.

El programa Vuelvo a Estudiar permite trabajar junto a los jóvenes que han completado la escolaridad primaria pero que, por diversos motivos, no han ingresado o no han terminado la secundaria. El acompañamiento personalizado que se brinda a los alumnos contribuye que, en un alto porcentaje, obtengan el título secundario.

En ese marco, la Ministra de Educación Claudia Balagué señaló: “Estamos muy contentos de que se haya tomado como ejemplo a Santa Fe y poder mostrar cómo los datos nominales, conocer la trayectoria y la evaluación de cada uno de los estudiantes permite tener alertas y que regresen a la escuela los chicos que por alguno u otro motivo habían abandonado”.

Y seguido, la funcionaria destacó que “el plan Vuelvo a Estudiar ya ha tenido muchos premios internacionales, por los resultados y por la calidad de la innovación educativa, que se ha desarrollado íntegramente en Santa Fe”.

La ministra enfatizó que Santa Fe se encuentra por encima de la media nacional en términos de acceso a la escuela secundaria e, incluso, duplica la media nacional en los sectores más afectados por la vulnerabilidad social.

“Esto habla de equidad educativa: nos hace poner en foco los resultados que han dado nuestros proyectos institucionales, nuestras políticas públicas que, en definitiva, están mostrando eso: que donde más se necesita, la Provincia ha puesto un énfasis particular y los chicos están mejor”, valoró Balagué, al tiempo que expresó que espera que este tipo de iniciativas “continúen como políticas de Estado”, haciendo referencia al recambio que comenzará el 10 de diciembre.

“Por supuesto que falta seguir mejorando: los resultados educativos son lentos y se ven en progresiones de muchos años, tal como mostró el informe, pero sabemos que, finalmente, cuando el objetivo y las acciones públicas está bien trazados, los resultados llegan y son contundentes”, concluyó.