Fueron seleccionados entre las cinco mejores prácticas en prevención y erradicación del trabajo infantil en América Latina. Los resultados de la experiencia serán presentados en la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación del Trabajo Infantil.

Los Centros de Cuidado Infantil (CCI) de la provincia de Santa Fe fueron seleccionados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como una de las cinco mejores prácticas de América Latina y el Caribe en materia de prevención y erradicación del trabajo infantil.

En este contexto, Santa Fe presentará los resultados de las políticas públicas implementadas a partir de la apertura de estos centros en la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, que se realizará desde este martes y hasta el viernes, en la ciudad de Buenos Aires.
Además, la iniciativa provincial será expuesta junto a experiencias similares llevadas adelante en Colombia, El Salvador, Guatemala y Panamá.

CENTROS DE CUIDADO INFANTIL
Funcionan en el marco del programa “El Trabajo no es cosa de chicos” que, desde 2011, es implementado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Santa Fe.
Estos espacios tienen por objetivo prevenir y erradicar el trabajo infantil doméstico o peligroso y las peores formas de trabajo adolescente en ámbitos urbanos y rurales.

En la actualidad, son más de 30 los CCI que se encuentran en funcionamiento en 25 localidades de la provincia, conteniendo a más de 2000 niños y niñas de 0 a 4 años.

UN PROGRAMA PARA DIFERENTES REALIDADES
En las zonas rurales, la apertura de los CCI está directamente ligada a los tiempos de las producciones intensivas. En ese lapso, cada Centro funciona en horarios que responden a las necesidades de las familias destinatarias.
Los Centros ubicados en el ámbito urbano contienen a hijos de personas que realizan diferentes trabajos durante todo el año.
La labor que se realiza en los CCI es brindada por equipos multidisciplinarios integrados por trabajadoras sociales y mamás cuidadoras.

GARANTIZAR EL JUEGO Y LA EDUCACIÓN
La apertura de estos espacios apunta a posibilitar que los niños en edad escolar puedan sostener su escolaridad, interferida, en muchos casos, por la necesidad de quedar al cuidado de sus hermanos más pequeños durante las jornadas de trabajo de sus padres.

Los CCI permiten que padres y madres trabajen con la tranquilidad de que sus hijos más pequeños quedan en un lugar seguro, con los cuidados necesarios para garantizar una correcta alimentación, recreación y estimulación acorde a su edad.

EN 25 LOCALIDADES
Los Centros de Cuidado Infantil funcionan en Coronda y en Desvío Arijón (producción de la frutilla); en Santa Rosa de Calchines y Helvecia (producción de zanahorias); en Colonia Durán (producción de batata); en San Antonio de Obligado y Tacuarendí (cosecha de algodón y caña de azúcar); en San Martín de las Escobas y Humberto Primo (trabajo en casas particulares y actividad tambera); en Arroyo Seco, Angel Gallardo y Arroyo Aguiar (producción hortícola y ladrillería).

En Sauce Viejo, Romang, Puerto Gaboto, Avellaneda, Alcorta, Elortondo, Correa, La Sarita y Santa Isabel los CCI reciben a hijos de trabajadores que realizan tareas urbanas.
En las ciudades de Reconquista y San Javier, los CCI contienen a niños de familias que desarrollan tareas de recolección y comercialización de residuos. Con el mismo objetivo se prevé la apertura de dos nuevos Centros en la ciudad de Santa Fe.

En San Cristóbal y Tostado, están destinados a posibilitar que los padres y madres puedan cumplir sus jornadas de estudio.