Así lo señaló el ex candidato a presidente durante la conferencia de prensa realizada esta mañana, al celebrarse el primer año del Frente Amplio Progresista, en la sede del Cemupro.

Binner expresó además que “en Argentina hay una novedad, es el Frente Amplio Progresista como una nueva propuesta para solucionar los viejos problemas que hay en nuestro país. Es una fuerza que sigue creciendo, mas allá de algunos agoreros que decían que, tras las elecciones, todo esto se iba a diluir”.

El presidente del Partido Socialista destacó que “nuestra fortaleza está en que le decimos la verdad. Todos sabemos, por ejemplo, que el INDEC da números mentirosos, y de esa mentira no podemos construir una economía sustentable. Tenemos que partir de la verdad, ese es el primer punto mensurable que priorizamos”.

Respecto a la movilización de la CGT del día de ayer resaltó que “es una disputa dentro del partido del gobierno que perjudica a todos los argentinos”, aunque aclaró: “con el tema de la convocatoria nosotros estamos de acuerdo. Creemos que no hay que gravar al trabajo, ya que hacerlo es estar en contra de lo que dice la propia Constitución Nacional sobre el trabajo y sobre la remuneración”.

Por su parte, la líder del GEN, Margarita Stolbizer, señaló que “en el discurso de los últimos meses y días de la Presidenta , hay claramente una instalación de una cultura villana de los trabajadores. La Presidenta se ha constituido en la maltratadora principal de los distintos sectores trabajadores de la Argentina. Nos recuerda a Cavallo cuando mandaba a trabajar a los científicos y a los docentes o en el trato con los jubilados. Haciéndolo desde esa posición tan contradictoria de quien acaba de contarnos que va a pesificar sus millones de dólares fruto de sus inversiones en plazo fijo”.

Para Stolbizer “hace mucho que se viene rompiendo la cultura del trabajo, el valor del esfuerzo y la educación para el ascenso y la movilidad social justamente a cambio de la cultura de la especulación expresada justamente desde los máximos representantes de este gobierno”. Luego reconoció que “conmemorar este primer año nos pone orgullosos por lo hecho pero estamos conscientes del tiempo que se viene. Argentina cada vez necesita más una nueva alternativa política que refleja las viejas culturas políticas pero que deje de mirar al pasado”.

Claudio Lozano, dirigente de Unidad Popular, señaló a su turno que “la incursión del Frente Amplio Progresista constituyó la novedad política de la Argentina , en un momento donde la sociedad decidió preservar lo que tenía, y sepultar aquellas opciones que se parecían a experiencias pasadas para abrir la puerta a una posibilidad de construcción de una alternativa de futuro”.

El actual diputado nacional, en un análisis de la situación económica del país, manifestó que “hoy se paró el crecimiento de la economía y estamos en un cuadro de estancamiento con signos cada vez más evidentes de caída en situaciones de recesión. En los últimos 6 meses se han perdido 328.000 puestos de trabajo y con una Argentina que tiene una situación de conflictividad social latente vinculada al hecho que de manera expresa desnudó la presidenta en su última intervención al reconocer que 8 de cada 10 trabajadores ganan menos de 5000 pesos. Donde el ingreso promedio de los trabajadores es de 3000 pesos para una canasta familiar que supera los 6500 pesos y donde 6 de cada 10 hogares no reúnen esos ingresos”.

Humberto Tumini, Secretario General de Libres del Sur, señaló que “la presencia del FAP como esperanza política de construir un país mejor, se ha vuelto mucho más indispensable en circunstancias como las actuales, donde se agravan los problemas económicos, los conflictos al interior de la alianza gobernante y la soberbia de quienes tienen la responsabilidad de conducir la Nación “.

Posteriormente, haciendo eferencia a la situación política, manifestó:“creemos que si la presidenta no escucha el mensaje y mantiene los niveles de confrontación será muy difícil encontrar una solución. Hay que sentar en una mesa al gobierno, a trabajadores y empresarios y buscar una solución. Un país con 25% de inflación no es un país normal. Es un país que empuja el conflicto social y de confrontación”.

Con ellos estuvieron participando en la conferencia y celebración del primer año del FAP los dirigentes Gerardo Milman, Fabián Peralta, Omar Duclos, Virginia Linares, Victoria Donda, Ricardo Cuccovillo, Juan Carlos Zabalza, Alicia Ciciliani, Roy Cortina, Elida Rasino, Graciela Iturraspe y Horacio Alcuaz, entre otros.