El Partido Socialista viene siendo uno de los principales impulsores de la iniciativa, y es por esto que manifestó su apoyo apenas el gobernador Rodolfo Suárez anunció que presentaría la propuesta en la legislatura provincial.

El Proyecto de Ley de Boleta Única de Papel (BUP) consiguió media sanción y se pondrá en marcha en los próximos comicios mendocinos, siempre y cuando se realicen por separado de las elecciones presidenciales, que imponen la metodología tradicional. Así, en 2023 Mendoza irá a las urnas con la posibilidad de elegir con una cruz la opción deseada, en una papeleta donde estarán todos los candidatos de las diferentes categorías, tal como ya se aplica en Córdoba y Santa Fe. Aunque existen  diferencias con el sistema implementado en Santa Fe  ya que, en dicha provincia, existe una boleta impresa por cada categoría y el sobre se deposita en urnas diferentes.

El partido socialista viene siendo uno de los principales impulsores de la iniciativa, y es por esto que manifestó su apoyo apenas el gobernador Rodolfo Suárez anunció que presentaría la propuesta en la legislatura provincial.

La iniciativa no contó con aval del peronismo y distintas fuerzas se mostraron en desacuerdo con la posibilidad de votar lista completa con una sola cruz. El Partido Socialista, a través del senador provincial Fernando Alín, también desacuerda en dicho punto, pero de igual manera cree que es un avance institucional importante la implementación de la boleta única, en comparación con el tradicional sistema de lista sábana.

Se considera importante poder implementar este avance, que con seguridad será perfectible a futuro, pero que a la vez significa un salto cualitativo en la calidad institucional y democrática de la provincia de Mendoza.

La propuesta persigue, entre otros fines, mejorar la calidad institucional, favorece la equidad en la puja electoral, ya que sería el Estado quien genere y provea las boletas, pero se destaca también la facilidad que le otorga al electorado al elegir a sus candidatos.

Otro de los puntos importantes es que se garantiza que al momento de llegar al cuarto oscuro los votantes se encuentren con la oferta electoral completa. Así, sin importar la estructura partidaria de cada partido, todos los candidatos estarán presentes en la boleta.

De este modo, también se aseguran que no existan faltantes de boletas en los distritos electorales. La boleta única es de fácil uso para los ciudadanos también. Los mendocinos solo deberán marcar con una cruz a su favorito en las diferentes categorías.

De este modo, el proyecto queda a la espera de la media sanción en diputados para poder ser implementada completamente en los próximos comicios en la provincia.