grafica1200x444PS2

La Mesa Nacional del Partido Socialista (PS), realizó una reunión virtual, ocasión en la que se abordaron distintas cuestiones que hacen a la coyuntura de nuestro país.

En primer término, se analizó los efectos de la pandemia del Coronavirus, no sólo desde el punto de vista sanitario, sino también a partir de los efectos económicos y sociales. En lo sanitario, se insistió en la necesaria protección y apoyo al personal de la salud en estos momentos. Se concluyó que “la situación económica y social actual del País, con niveles dramáticos de pobreza, sumado al arrastre de años de caída del PBI y recesión, ha agravado la situación de pobreza, desigualdad y desempleo, considerándose imprescindible la generación de diálogo, en la búsqueda de consensos para poder salir adelante como Nación.

En este sentido, se considera imperiosa la convocatoria a los diferentes actores del sector político, económico y social, para la conformación de un Consejo Económico y Social, marco en el cual encontrará al Partido Socialista aportando desde  la defensa de los derechos básicos, priorizando la salud y la educación, promoviendo la generación de empleo, la producción genuina, la industria nacional, y el cuidado del medio ambiente”.

En el marco de este encuentro, el PS manifestó el beneplácito por haber superado el obstáculo por parte del  gobierno nacional en la renegociación de la deuda externa en manos de acreedores privados bajo legislación extranjera. Significa un enorme alivio sin lugar a dudas en esta coyuntura, y nos permite encarar lo que viene de otra manera.

En tanto, el socialismo expresó el acompañamiento a la decisión de declarar como Servicio Público Esencial a la telefonía fija, móvil, Internet y TV por cable, además de la suspensión a partir del 1º de septiembre de este año, congelando las tarifas hasta el 31 de diciembre de 2020, ya que considera importante achicar la brecha digital, en especial en tiempos de teletrabajo y educación a distancia, con accesibilidad universal y de calidad en todo el territorio, en consonancia con lo que el socialismo viene planteando en el Congreso de la Nación desde el año 2010.

Agenda legislativa

Asimismo, el Partido Socialista analizó dos proyectos de ley que están en la agenda legislativa nacional.

 Ante la difícil situación económica-social que vive el país como consecuencia de la pandemia de COvid-19, la caída de la recaudación impositiva, y los mayores gastos generados en el erario público, por las medidas adoptadas por el gobierno nacional de apoyo a los sectores empobrecidos, a las pequeñas y medianas empresas, a los trabajadores de la salud, comedores comunitarios, etc. resulta necesario que el Congreso Nacional apruebe una ley que establezca una contribución extraordinaria a los grandes patrimonios individuales, sean bienes radicados en al país o en el extranjero.

Sostenemos nuestra preocupación que en el destino de los fondos se determina un alto porcentaje para la explotación de gas que pueda incluir la explotación a través del método fracking en Vaca Muerta que el socialismo ha cuestionado en el momento de la firma del contrato Chevron-YPF, debiendo impulsarse la inversión en energías renovables .

Creemos además debe considerarse a la ciencia y tecnología como parte destinaria de los fondos, ya que hoy se hace aun más evidente la necesidad de impulsar fuertemente ambas para el desarrollo nacional.

De esta manera, los sectores sociales más ricos, más adinerados, harían un aporte para cubrir las necesidades básicas de los sectores sociales más pobres, y de las capas medias de la sociedad argentina, en un momento complicado y difícil de la historia de la humanidad.

Por último, es imperativo  debatir en profundidad toda la política tributaria del país, para que la misma permita avanzar hacia una sociedad más justa, y equitativa, que reduzca las enormes desigualdades sociales que existen en uno de los países más ricos del mundo donde el que más tiene, más debe contribuir, propiciando una reforma integral que avance hacia la progresividad y la simplificación

Otro proyecto que se analizó, es el de la Reforma Judicial, que ya obtuvo media sanción en el Senado y que pretende mejorar la Justicia Federal, algo que consideramos totalmente necesario”.

Sin embargo, se resaltó que para tal fin, es imprescindible convocar a un amplio debate, donde surja un diálogo y consenso profundo, propiciado por el Congreso y del cual participen el propio Poder Judicial, las Universidades, especialistas, Colegio de Abogados, y organizaciones afines al tema.

Creemos firmemente en la necesidad de reformar la Justicia y acercarla a los justiciables, estamos dispuestos a dar un debate de fondo, en base a consensos que eliminen los privilegios,  garanticen transparencia y celeridad de las respuestas que la ciudadanía exige para que el Poder Judicial se desempeñe en un marco de independencia e imparcialidad.

En este marco, se considera indispensable poner en vigencia el nuevo Código Procesal Penal de la Nación que instituye el sistema acusatorio oral y público. Es en base a esa experiencia en la implementación del sistema acusatorio en diversas provincias que estimamos inconveniente discutir la creación aluvional de nuevos juzgados, -sin dejar de considerar la necesidad del nombramiento de más jueces-, cuando lo que más necesitamos es fortalecer el Ministerio Publico Fiscal, crear Tribunales Orales, Colegios de jueces, nuevas Oficinas de Gestión, Policía Judicial, etc., como nuevas formas de gerenciar el sistema de justicia cuya implementación es central para el éxito de la implementación y que no se condice con las formas o figuras tradicionales como las de los secretarios de juzgado o cargos anexos”

También señalamos que debe modificarse el método de designación y remoción de los jueces, empezando por un profundo cambio en el Consejo de la Magistratura.

Por último, se señaló que no hay peor fracaso para el cambio de sistema que poner en funcionamiento una estructura orgánica que no responde a los requerimientos del proceso acusatorio. La ley en debate, de aplicarse, no sólo acrecentará las viejas prácticas, sino que multiplicará los problemas actuales en la medida que contará con un Código Procesal que colisiona con la vieja estructura institucional”.

Finalmente, el Partido Socialista considera fundamental lograr el funcionamiento pleno de los distintos poderes del Estado, profundizando en el Congreso Nacional el debate, el diálogo y los acuerdos que la compleja situación requiere y así fortalecer el sistema democrático.

 

   

 

 

Martes 8, de Septiembre de 2020.