El presupuesto presentado por la Gobernadora María Eugenia Vidal ante la Legislatura significa un ajuste sobre los bonaerenses, que van a sufrir un deterioro de su calidad de vida, en particular sobre los trabajadores y los sectores de menores recursos

Este presupuesto surge a partir del presupuesto nacional acordado con el Fondo Monetario Internacional, que significa un recorte a los recursos que recibe nuestra provincia, entre ellos la no actualización del Fondo del conurbano en relación con la escalada inflacionaria del 2018, el cual fue convalidado por los diputados y senadores nacionales de la Provincia de Buenos Aires de Cambiemos

Además, el presupuesto provincial significa que nuestra provincia se haga cargo de los subsidios al transporte y de la tarifa social de electricidad y AYSA, lo que producirá un incremento del déficit de la provincia y del endeudamiento externo el cual se ha incrementado por la actual gestión provincial

También en el mismo se avanza en forma peligrosa sobre la autonomía de los Municipios produciendo modificaciones legales que se entrometen en el manejo de los recursos y de los gastos de los Municipios, afectando el principio constitucional de la autonomía municipal consagrada en la Constitución Nacional.

El recorte se suma a la eliminación del Fondo Sojero ya dispuesta y  dispone que los subsidios al transporte automotor para cubrir el desequilibrio entre la tarifa y el costo de la provisión del servicio en las líneas del  interior de la Provincia sean financiados por los Municipios

Esta situación en los Municipios puede llevar el valor del boleto de transporte en algunos casos a mas de 30 pesos, lo que afectara a millones de bonaerenses

Ante la grave situación de la infraestructura escolar, define que el 100% del Fondo Educativo sea utilizado en la misma en los Municipios del conurbano del 70 % en el caso de los municipios del interior, debiéndose tener en cuenta que esos recursos en muchos Municipios han sido aplicados para otros destinos, lo que significa una grave irregularidad por parte de los Intendentes y el silencio de las autoridades provinciales

También incluye la profundización del proceso de violación de los derechos de los trabajadores estatales bonaerenses, que han sufrido este avasallamiento de los mismos, durante  estos últimos años, con despidos y retiros voluntarios o limitando el derecho de huelga, produciendo descuentos arbitrarios en sus salarios.

También propone un fuerte recorte en los presupuestos de los organismos de control, de medio ambiente y de la inversión en salud y educación

Además junto al Presupuesto la Gobernadora ha presentado una modificación de la ley impositiva que significa un aumento del impuesto inmobiliario del 38 % , sin este mismo porcentaje se aplique para el aumento de los salarios de los trabajadores y jubilados estatales

El Partido Socialista de la Provincia de Buenos Aires, consciente que la situación de déficit en servicios públicos y fiscal se mantiene desde hace años y que el Gobierno provincial de Cambiemos ha sido incapaz de encarar una solución, reclama que los legisladores no convaliden este presupuesto y el endeudamiento propuesto, porque significa un grave perjuicio a los derechos de los bonaerenses y de su calidad de vida