La labor del Laboratorio Industrial Farmacéutico de Santa Fe (LIF) entre 2016 y 2018 le posibilitó al Estado provincial un ahorro de 55 millones de dólares, de acuerdo a un reciente análisis de costos y precios de los medicamentos producidos por el organismo.

El LIF, que depende del Ministerio de Salud, indicó que el cálculo surge de lo que debería haber invertido el Estado si hubiera adquirido la misma cantidad de fármacos en el mercado farmacéutico privado.

En ese sentido, la institución informó que la cifra ahorrada es mayor a la que fue utilizada para la construcción del nuevo hospital “J.B. Iturraspe”, que demandó en total unos 48 millones de dólares.

La evaluación es retrospectiva sobre los costos de producción, considerando los costos directos y los fijos totales de la producción del LIF en los años 2016, 2017 y 2018.

Los resultados obtenidos en esos tres años indican un ahorro de, al menos, 55 millones de dólares para el Ministerio de Salud de la provincia.

Ese monto surge de la diferencia entre los costos de producción del LIF y el precio mínimo, a valores de mercado, que el Estado provincial debería haber abonado para adquirir la misma cantidad de medicamentos elaborados por el LIF, en el sector privado.