Santa Fe logró ser la primera región en el mundo cuyo transporte público funciona 100% a biocombustibles, en el marco de una política de Estado, impulsada por el gobierno del Frente Progresista.

Así, la Secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, presentó estos resultados en Estados Unidos, que incluye a más de 1.900 colectivos que ya recorrieron más de 18 millones de kilómetros sin problemas.

Ahora, falta incrementar la suba en el corte de biodiesel como política de Estado a nivel nacional, donde ese número llega en promedio al 10%. Los casos de otros países del mundo abren posibilidades: Brasil o Colombia llegan al 20 y hasta 25%, mientras que en estados como San Francisco (EEUU), alcanza el 30%.

Por su parte, Federico Pucciarello, miembro de la Cámara de Empresas Pymes Productoras de Biodiesel, aseguró que Santa Fe se hizo eco de su capacidad productiva en biodiesel por las multinacionales y las pymes que contiene, “y tomó como política de Estado la necesidad de meter la mayor cantidad de biodiesel posible en el corte”.

“En la emergencia climática que vemos y con Argentina colmada de una capacidad bioenergética enorme, sería un sacrilegio no usarlo internamente”, agregó.