La Cámara de Diputados convirtió en Ley de Certificación de Inmuebles destinados a Viviendas, una iniciativa del gobierno provincial que tiene como objetivo introducir la Etiqueta de Eficiencia Energética como un instrumento que brinde información a los usuarios acerca de las prestaciones energéticas de un inmueble.

Esta Etiqueta -similar a la de los electrodomésticos- será una herramienta de decisión adicional a la hora de realizar cualquier operación inmobiliaria, evaluar un nuevo proyecto o realizar intervenciones en viviendas existentes.

En el largo plazo, este instrumento genera un sello distintivo que tiene incidencia en el valor de mercado de un inmueble, promoviendo la inversión, el desarrollo y el trabajo local.

La secretaria de Estado de la Energía de la provincia, Verónica Geese, reconoció que “esta ley corona un trabajo muy serio que se viene realizando y que tomaron como ejemplo 6 provincias argentinas para iniciar sus acciones de eficiencia energética en las viviendas.”

Esta ley “no solamente va en el sentido en el que va el mundo desde lo económico, es decir bajar los costos para la vida de la gente, sino también desde lo ambiental porque ser eficiente energéticamente es aportar al cuidado del ambiente y a la lucha contra el cambio climático”, agregó.

Geese destacó que “es la primera ley que va a tener una provincia en eficiencia energética. Creemos que estos son los inicios y que a partir de aquí el mercado inmobiliario, los municipios y comunas, van a poder adoptar esta herramienta para informar a los usuarios de qué tipo de viviendas están construyendo, comprando o alquilando según los gastos energéticos de las mismas. Así que es también para nosotros muy importante desde el punto de vista de la información de los usuarios y del derecho del consumidor.”

La etiqueta

La Etiqueta de Eficiencia Energética es un documento en el que figura una escala de letras desde la “A” (el mayor nivel de eficiencia energética) hasta la “G” (el menor nivel de eficiencia energética), que determina la clase de eficiencia energética de una vivienda, asociada a un rango de valores del Índice de Prestaciones Energéticas, conforme el procedimiento desarrollado por la Secretaría de Energía de la Provincia, que luego en el año 2017 fue adoptado por el Comité Argentino de Normalización y Certificaciones (IRAM) como documento base para la elaboración de la normativa técnica de alcance nacional IRAM 11.900 / 2017.

El Índice de Prestaciones Energéticas (IPE) es un valor característico de la vivienda, que representa el requerimiento teórico de energía primaria para satisfacer las necesidades de calefacción en invierno, refrigeración en verano, calentamiento de agua sanitaria e iluminación, durante un año y por metro cuadrado de superficie, bajo condiciones normalizadas de uso.

La Etiqueta estará determinada por aspectos relacionados al diseño arquitectónico de la vivienda, orientación, protecciones solares, los sistemas constructivos utilizados, la calidad y estado de las aberturas, las infiltraciones de aire, los sistemas de calefacción, refrigeración, calentamiento de agua e iluminación instalados, y las eventuales instalaciones de energías renovables.