En el marco de un trabajo constante en favor de los derechos de niñas, niños y adolescentes, en 2017 y 2018, el 50 por ciento de las vinculaciones por adopción que se concretaron en la provincia de Santa Fe, correspondieron a chicos y chicas mayores de ocho años, una tendencia inédita a nivel nacional (donde sólo el uno por ciento de los aspirantes se anota para adoptar a niños a partir de esa edad).

Así, la Justicia de Familia de Rosario otorgó la adopción plena a una niña de 13 años para quien el gobierno de la provincia lanzó la primera convocatoria pública a los fines de encontrarle un hogar. Se trata de un caso emblemático: el primero en el que se implementó el procedimiento de la convocatoria pública nacional, a fines de 2017.

En efecto, ese año comenzó a revertirse la historia: en 2016 se habían adoptado 49 chicos en la provincia, de los cuales sólo tres tenían más de tres años. En cambio, el balance de los próximos 12 meses refleja que de las 102 vinculaciones, 55 corresponden a niñas y niños entre ocho y 18 años. Asimismo, en 2018 se concretaron 115 procesos de adopción, 57 de los cuales eran adolescentes.

“Estamos muy contentos porque en los últimos tres años se incrementaron las adopciones en la provincia y en especial las de adolescentes como consecuencia de que trabajamos para modificar el sistema, el gobernador Miguel Lifschitz firmó nuevos decretos reglamentarios, y realizamos numerosas actividades de concientización así como charlas abiertas en las cinco regiones”, señaló el secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza.

Y destacó: “Lo que está sucediendo es inédito en la Argentina, según los datos que figuran en las bases de datos nacionales, donde sólo el uno por ciento de los aspirantes se anota para adoptar a niños mayores de ocho años. Aquí ya concretamos 102 vinculaciones de adolescentes en dos años, el 50 por ciento de los chicos y chicas adoptados en Santa Fe son adolescentes, en una tendencia que se mantiene en el tiempo”.